Por Zonal temuco |

Comunicado Público
Movimiento Dignidad Popular
Zonal Temuco

Una vez más el Wallmapu se viste de luto para llorar la caída de dos de sus hijos, así como con Catrileo, Lemún y tantos otros, la historia se vuelve a repetir, pareciese que la mal llamada “Pacificación de La Araucanía” aún no termina y no tiene intenciones de terminar. Frente a los hechos ocurridos en territorio mapuche, como Movimiento Dignidad Popular – Zonal Temuco declaramos lo siguiente:

  1. Reconocemos que el asesinato de Luis Marileo Cariqueo y Patricio González Guajardo no son un hecho aislado, tienen su origen en el proceso de colonización que ha vivido el Pueblo-Nación Mapuche desde la segunda mitad del siglo XIX hasta nuestros días, proceso en el que las acciones de las comunidades y comuneros se enmarcan en la reivindicación de sus territorios usurpados mediante el engaño y la violencia sistemática del Estado Chileno.
  1. En la actualidad el Estado Chileno con su visión oligárquica, uninacional y racista, no busca soluciones políticas en favor de la restitución de los territorios y derechos usurpados, por el contrario, se ha puesto al servicio y protección de los grupos económicos forestales, proyectos energéticos y latifundistas hacendados, criminalizando la legítima lucha de un pueblo y militarizando todo el territorio.
  1. Los medios de comunicación se han encargado de realizar una campaña de propaganda que criminaliza y estigmatiza a los comuneros, mostrando un largo prontuario “criminal”, descontextualizando y desinformando respecto de los hechos que han venido aconteciendo en las últimas décadas en la zona, incluso desconociendo la irregularidad y arbitrariedad de los procedimientos a los que son sometidos peñis y lamgenes por parte de las fuerzas policiales y judiciales en la región. Los medios de comunicación han asumido un rol cómplice con las acciones represivas en el territorio, tildan a los luchadores sociales de terroristas y delincuentes, promoviendo un clima de temor y desconfianza que promueve el atropello de los derechos humanos por parte del Estado hacia el Pueblo-Nación Mapuche. No es posible que un país que se hace llamar democrático, en pleno siglo XXI aún no se haga cargo de manera seria y responsable de las justas reivindicaciones históricas de los pueblos ancestrales.
  1. Hacemos un llamado al Pueblo Trabajador Chileno a informarse, a dar la lucha de ideas y a solidarizar en acciones concretas con la lucha del pueblo Mapuche, pues es la unidad estratégica entre ambos pueblos la que nos permitirá avanzar en conjunto contra la acción coercitiva del Estado y el empresariado, siempre respetando la autonomía de cada pueblo y en búsqueda de la autodeterminación política, económica y social permita el pleno desarrollo de nuestros procesos como pueblos y naciones hermanas.

¡Fin a la militarización y la aplicación de la Ley Antiterrorista!
¡Fuera las forestales y latifundistas del Wallmapu!
¡Libertad a los Presos Políticos Mapuche!
Wewaiñ